Nunca temas a ningún contrario, por grande que sea. Nunca desprecies a ningún contrario, por pequeño que sea



jueves, 27 de octubre de 2011

viernes, 1 de abril de 2011

Aikido y Nutrición

Artículo de Fernando Ribas Testón (fisioterapeuta deportivo y practicante de aikido)
La alimentación en el Aikido y la era moderna

La alimentación, como todo, ha evolucionado a la velocidad de la luz, para bien y para mal. Hay un libro, se llama ”La alimentación, la 3º Medicina”, en él se exponen muchas ideas e hipótesis sobre la alimentación y la evolución de esta. Además de dietas interesantes, donde se eliminan productos como los lácteos, el trigo e infinidad de alimentos, exponiendo de una manera muy científica las razones de su eliminación en la dieta y las dietas más adecuadas en función de enfermedades .Entre los tipos de dietas” El método Kusmine” ,que preconiza el retorno a una alimentación natural constituida por productos “vivos” no tratados y por productos crudos. ”El método Burger” ,Guy-Claude Burger es un físico suizo que creo la “instinto terapia” ,“ El método Fradin” propone un régimen hipotóxico. También tenemos la alimentación macrobiótica basada en el Ying-Yang, introducida en Europa por George Ohsawa y difundida por el mundo através de sus discípulos. Esta última se podría considerar la más cercana a nuestra disciplina. Pero al igual que el Dr.Jean Seignalet expone en el libro antes citado, hay que hacer una equilibrada reflexión sobre todas las dietas expuestas, ya que ninguna es perfecta y el equilibrio entre todas seriá lo correcto.Además, cumplir a raja tabla todo lo que se conoce sobre los alimentos, implicaría directamente no comer.En resumen, qué alimentos deberíamos de evitar y qué alimentación es la más equilibrada desde la razón, la lógica y la posibilidad de llevarla a cabo.

Los alimentos a descartar son todos aquellos no naturales o sobre-tratados. Aquellos que predisponen a la enfermedad o que la perjudican. ¿Lógico?.¿Pero…. cuáles son los que debemos evitar?

Evitar el consumo:

Conservas, azúcares blancos, leche y derivados, sal refinada, suprimir los cereales (excepción del arroz), aceites industriales, alcohol ( peor los de alta graduación), margarina. Limitar el consumo de carnes y pescado una vez al día. Suprimir las frituras y el uso del microondas, no hervir los alimentos( hacerlos al vapor).

En cuanto la alimentación del aikidoka, no debe diferir mucho de aquella alimentación equilibrada que pregona la ciencia y la lógica. Podemos, sin embargo, hacer incapié en un cierto vegeterianismo ( dieta pitagórica) no estricto, el frutarismo y el consumo de carne a la plancha y con moderación.El aumento de la ingesta de pescado ( salmón o sardina, especialmente) y por qué no, experimentar el sushi que se acerca a esa dieta del crudismo y que tiene su origen en Japón. Tomar derivados del trigo y lácteos con precaución, y hacer más incapié en el arroz. En cuanto a la toma de frutas, recordar una recomendación, sobre la no mezcla de frutas ácidas con básicas; y tomarla, preferiblemente, antes de la comida y no después, así aprovecharemos las vitaminas que nos proporcionan. Recordar que el agua es vida y una buena hidratación favorece la salud y el equilibrio, se debe de tomar después de la comida, no a la vez. Para calcular la cantidad de agua a tomar existe esta fórmula (Peso / 3 / 10) .El uso de aguas minerales o también las mineromedicinales es también recomendable, estás últimas bajo estricta indicación médica. La miel es uno de los productos más mágicos jamás creados entre sus propiedades esta la mineralización del organismo, acción vitamínica, proteica, etc. También sus derivados como el propóleo y la jalea real son recomendados. Las infusiones naturales como el té verde, la hierba mate, hierba Luisa, la cola de caballo, el poleo, la menta piperita, romero, achicoria, lavanda, melisa, tila, la valeriana y salvia( salud en latín, podría se desatacada entre las anteriores, por su gran número de propiedades); son de interesante uso con una posología adecuada, porque la cantidad debe de ser también, prescrita médicamente como el agua o tomarse con moderación. Falta la manzanilla, dirán, pues que sepan que desde hace años esta planta esta siendo observada con precaución, ya que ha sido acusada de provocar abortos.

“ Nos robarón los sabores


Morihei Ushiba era un apasionado de la agricultura e incluso en la sede central de la Omoto-Kyo trabajaba en su huerta. Creía que había una afinidad entre el Budo y la agricultura, formando parte de la propia enseñanza del Aikido desde un punto de vista más espiritual.En Mayo de1933 se creo la Takeda Dojo en la prefectura de Hyogo, donde muchos alumnos se apuntaron para poner en práctica el ideal del fundador de unir artes marciales y la agricultura.

No es una sensación ilógica, sino que todos podemos percibir la baja calidad de los productos que tomamos, tratados con todo tipo de productos tóxicos, fertilizantes, pesticidas y el uso de transgénicos y la suscitada polémica por su legalidad en España. Hoy los tomates saben a agua, las naranjas a agua, el melón a agua, hemos perdido los sabores y la calidad real, nos la han robado sustituyéndola por la productividad y el marketing, engañándonos como a Platón en la caverna con una imagen, un tamaño y un color; que no se corresponde con lo que la cosa es, con un Demiurgo, la industria que nos engaña “Manzanas de agua y jamón serrano curado químicamente”

Es por tanto una reflexión personal el suponer que un cierto regreso a la compra de alimentos en el mercado, como se hacía antaño o en ferias, donde el tratamiento se supone que es menor, sería una reflexión interesante favoreciendo al agricultor más cercano, y por tanto a nuestra propia comunidad. Es cierto que conocer al agricultor es aconsejable, ya que la mayoría cometen, como hombres que somos, el mismo pecado productivo. Debemos apostar por “La agricultura ecológica” por encima de todo y aquellos productores que la sostienen. La agricultura ecológica, o sus sinónimos orgánica o biológica, es un sistema para cultivar una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados ,ni para abono ni para combatir las plagas, logrando de esta forma obtener alimentos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medioambiente de manera sostenible y equilibrada. De interés es también” La agricultura natural” de no intervención propuesta por el biólogo y monje Zen budista japonés Masanobu Fukuoka, desde la década de 1.950. Este tipo de agricultura no necesita maquinaria ni productos químicos, trabaja con muy poca deshierba y tampoco necesita labrar el suelo ni abonarlo. La filosofía de Fukuoka se basa en practicar la agricultura “cooperando con la naturaleza, en lugar de tratar de mejorarla, conquistándola” .

Aunque la agricultura ecológica es más cara, se gana en sabor, nutrientes, satisfacción, salud y calidad. Por tanto, para conseguir las mismas vitaminas y nutrientes necesitamos una menor ingesta y ningún complemento vitamínico, beneficiándonos también de sus propiedades curativas.


La ganadería ecológica obedece a los mismos principios. Tener preferencia por los productos ecológicos volviendo a disfrutar de la búsqueda de la calidad, que de la comodidad de los grandes comercios. Es un hecho contrastado la desaparición de multitud de diferentes razas ganaderas y avícolas en detrimento de especies peores, pero más productivas; en muchos casos perdiendo especies autóctonas que forman parte de nuestra propia cultura.

Tener nuestro propio huerto y el enriquecimiento personal que genera su cuidado y recolección, podría ser otra alternativa para combatir nuestra mala alimentación actual. Además del ahorro que representa, podemos conectarnos con nuestro yo interior, nuestra parte cerebral que nos recuerda que desde hace miles de años éramos recolectores y ganaderos. Actualmente se utiliza como terapia en ancianos y niños, en gente con problemas psiquiátricos, etc. Sería incluso, desde el punto de vista de la fisioterapia, positivo el ejercicio físico que genera el trabajo en una huerta con ligeras modificaciones. Y con esto, termino mi humilde reflexión sobre la alimentación y sobre cual debería de ser según mi opinión, la tendencia de un verdadero aikidoka. Libros: La tercera Medicina ( Dr.Jean Seignalet), Budo, las enseñanzas del fundadador del Aikido( Morihei ueshiba), Apiterapia, la fuerza curativa de la miel (Dra Pavlina potschinkova),El libro de las hierbas medicinales (Tina Cecchini), El libro de la macrobiótica (Michio Kushi)